Pautas para mejorar la transmisión del mensaje

26 febrero 2011

Radio PRODUCCIÓN

Por Mariela Vernas

La radio es un mundo construido a partir de la palabra. Todos, en tanto usuarios del idioma estamos capacitados para formar parte de ese mundo, ya sea desde el lugar del receptor, como del emisor, según el conocido esquema de la comunicación de Jakobson.

Desde el lugar de oyentes, experiencia sin duda no nos falta, pero… ¿si quisiéramos cumplir el rol del que transmite? Es importante tener en cuenta que no es sólo esperar a que se encienda la luz de aire y comenzar a hablar. Incluso más allá del mensaje que queramos difundir, hay ciertas cuestiones a considerar que se relacionan más con la forma en que se diga.

Hasta no hace tanto tiempo, los programas estaban guionados casi íntegramente, de hecho aún los hay que conservan esa práctica o que al menos guionan parte de sus contenidos. Aquí es donde quiero detenerme, quedará a decisión de cada producción o conductor el modo en que prefiera llevar adelante su programa, pero ya sea que los contenidos sean previamente escritos, o medianamente improvisados, no deberían olvidar que la radio, no sólo es un mundo de palabras, sino de palabras orales.

¿A qué me refiero con esto? A que para una persona -el oyente- no es lo mismo escuchar que leer. La palabra hablada es efímera: debo comprenderla rápidamente o me perderé en el sentido. La palabra escrita sí permite más complejidad, porque aquel que la lee lo hace con sus propios tiempos e incluso puede releer si lo cree necesario.

A partir de esta idea, entonces, la primera de las apreciaciones: Es recomendable en radio, utilizar estructuras sintácticas simples, del tipo: sujeto+verbo+complemento. Es verdad que a veces hay ideas que requieren de una gramática más compleja, pero en la medida de lo posible, cuanto más sencillamente podamos expresarnos, más nos aseguraremos de la comprensión del mensaje.

Se me dirá entonces que en nuestra conversación cotidiana no hablamos con la sintaxis ni el léxico literario, pero tampoco lo hacemos permanentemente de un modo tan elemental. Es verdad, pero ante ese planteo caben dos respuestas, en primer lugar, la heterogeneidad del público, en él habrá personas con diversos niveles de instrucción y (sin caer en prejuicios ni perjudicar la calidad del mensaje), siempre es recomendable hablar para que todos puedan entender.

En segundo lugar, el receptor generalmente no está prestando absoluta atención durante todo el tiempo. Si la idea es demasiado compleja, ante la menor distracción ya no podrá seguirnos y perderá interés. A su vez, en radio, no debemos temerle a las redundancias. En el lenguaje escrito está mal visto repetir un mismo vocablo con mucha frecuencia en el mismo texto (obviamente siempre y cuando no sea por algún giro literario específico, o con la intención de reforzar una idea) y se supone que uno buscará sinónimos.

En la comunicación oral, incluida la radiofónica, usualmente no prestamos atención a esos detalles y utilizamos una misma palabra sucesivas veces sin que esto implique error alguno, por el contrario, si se quiere, ayuda a la claridad del mensaje y muchas veces incluso a enfatizarlo.

Otro punto importante, es saber aprovechar las ventajas que dicha oralidad nos proporciona ¿A qué me refiero con esto? El habla nos permite el uso de tonos, de matices de entonación, de pausas o silencios. Esto ayuda a hacer más atrayente el mensaje porque evitan que caigamos en la monotonía.

Ante un mensaje completamente lineal, la mente se dispersa; por el contrario, la incorporación de estos recursos posibilitará que, aun en caso de haber perdido en algún momento la atención del oyente, este vuelva a sentirse interesado.

Por supuesto, el sentido común nos indicará cómo y cuándo emplear cada cosa y todo abuso suele resultar más contraproducente que favorable. Pero este ha sido simplemente un intento de mencionar algunos puntos que en la práctica pueden resultar útiles.

La recomendación es sencilla, si van a hablar por radio, pónganse en principio del lado del oyente.

Me atrevo a aventurar que desearán escuchar un mensaje inteligible, con una voz que resulte fácil de comprender, que transmita ideas claras, con conceptos medianamente simples, estructurados en una forma directa o concisa y en la que quien habla no esté en la posición de quien lee algo (a menos que esa sea específicamente la intención) sino de que nos cuenta algo en forma natural (más allá de que se base o no en un texto guionado).

Una vez revisado lo que nos gustaría escuchar, es cuestión de llevarlo a la práctica, nada más ni nada menos…

 ——————————————————————————–

Fuentes: • Alves, Walter O.: “La cocina electrónica”. Ediciones Ciespal, 1994; Quito, Ecuador. • Cassany, Daniel: “La cocina de la escritura”. Anagrama, 1995, España.

 ——————————————————————————–

Articulo publicado en el sitio web de Mariela Vernas; http://www.marielavernas.com.ar/

Anuncios

2 comentarios to “Pautas para mejorar la transmisión del mensaje”


  1. Pido permiso para utilizar este texto, sin incluir correccones ni reformas (mencionando origen, blog, y autora) para arrancar con “[Tutorial] Como hacer Radio – 3ra Parte: Qué y como decir” en Taringa! y, por supuesto, en este blog.


  2. pues claro que si salseo!!! asi que se viene la 3a parte de tu saga radial??? ohhhh aguardamos ansiosamenteeee! cordial saludo!!! Daniel.-


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: