Radios Comunitarias y Globalizaciòn en la Comunicaciòn.

5 octubre 2009

Radio ANALISIS

Por Gina Gogin Sias.

El objetivo de la presente exposición es reflexionar en torno al papel que están cumpliendo las radios comunitarias en el proceso de globalización de la comunicación que se viene dando a nivel mundial. Analizar el rol que ellas cumplen en la formación de opinión nos va a permitir también delinear algunas de las características que, a nuestro juicio, perfilan este modo de pensar y hacer radial.

globalizacionOK1Entendemos por globalización de la comunicación el surgimiento de una serie de formas de entender la vida, de costumbres y de valores que viene conformando una suerte de cultura global, la misma que viene desarrollándose principalmente en los centros urbanos (esto sin negar la importancia que tiene el proceso de urbanización de las zonas rurales).

Es en este escenario que los medios masivos, pero también los locales, vienen cumpliendo un papel fundamental; no solo porque se configuran en una especie de ventana al mundo, sino porque van colaborando en la creación de nuevos procesos de comunicación.

Pero como la globalización no es unidireccional (es decir de las grandes ciudades hacia el resto del mundo), los medios también se alimentan de lo que se produce en países como los nuestros. Un ejemplo es la proliferación de los estilos de vida norteamericanos en cuanto a comida se refiere (hamburguesas, pizzas, etc.), como también los valores que acompañan el mundo neoliberal (la eficacia, la productividad, etc.).

Lejos de pensar que estos procesos nos van a uniformizar, prefiero pensar en lo que la gente de estos países vamos a hacer frente a esta suerte de cultura global. Y es en esa línea que encontramos a las radios comunitarias que están más bien revalorando —aunque no necesariamente de forma consciente— los lazos familiares y locales, las identidades y memorias culturales, las músicas y los cuentos tradicionales; todo aquello que no encuentra cabida en los grandes medios.

Por ello y aunque estemos cada vez mas metidos en esta especie de aldea global, hay que mirar no solo lo que acontece en la escena mundial, sino lo que ocurre en la vida local, pues es allí donde encontramos mas ejercicios de ciudadanía y expresiones de democracia que vienen de la sociedad civil, que en los ejercicios democráticos de cada cinco años. Parecería que tras la caída del muro de Berlín -que se ha configurado como un hito en la historia-, íbamos a vivir una mayor democracia, pero aquello solo quedó en esperanza. Pues cuando más se habla de democracia, esta menos existe.

globalizacionOK2Por lo que he escuchado estos días y visto en mi experiencia anterior, la radio comunitaria se constituye en un espacio de interacción. Porque la finalidad de la radio comunitaria no solo es conseguir el máximo de audiencia, sino permitir el acceso de todas las voces en sus ondas. En estas radios podemos escuchar no solo avisos, mensajes y saludos de cumpleaños, sino también las músicas de las regiones, aquéllas que las grandes radios no pasan, quizás porque no están de moda. Porque lo que a veces perdemos de vista es que, si bien los medios constituyen una ventana al mundo, el mundo que nos pintan no necesariamente respeta las identidades culturales de los diferentes actores y personajes que pueblan nuestros países.

La radio comunitaria legitima no solo las tradiciones regionales, sino también a los líderes de opinión locales y, por ello, en un proceso que no es del todo consciente para los emisores y receptores, afirma valores éticos y comunitarios.

Por eso, y a diferencia de las radios que pelean por el rating y la sintonía, entendida únicamente como la suma de números que hacen un porcentaje, la radio comunitaria no necesita planificar desde el marketing y la publicidad la entrada a la vida cotidiana y al hogar. Por ejemplo, aquello que contaban de una emisora comunitaria colombiana, a propósito del cierre decretado por el gobierno, que los niños iban a exigir su programa sabatino, sería impensable en una radio masiva, pues la relación que establece con los niños, o con los adultos, no es una relación comunicativa, sino esencialmente comercial.

Lo que pasa es que la captura de audiencias obliga a pensar en estrategias de convocatorias como los regalos y los concursos. En general, las campañas que las radios organizan sirven para conseguir más oyentes, pues entonces será mayor la cantidad de anunciantes que se interesaran en colocar allí sus anuncios.

Lo que ocurre es que la audiencia radial es un asunto muy complejo; no se trata únicamente de la sintonía. Porque lo que hace la medición de sintonía es permitirnos saber cuántas radios están encendidas en un momento determinado y cuantas personas están sintonizando en ese momento determinada emisora.

globalizacionOK3Pero lo que nosotros sabemos cómo oyentes es que sintonizar una emisora no es lo mismo que gustar de ella. A veces en una casa la radio esta sintonizada en una emisora porque los padres imponen gustos, o en otro caso, son los hijos, más aun si estos son adolescentes. Por otra parte, tampoco los oyentes escuchamos una sola emisora, salvo que nos veamos obligados a hacerlo si no existen otras. En ciudades como Lima, en la que la oferta es enorme, tenemos arriba de 50 emisoras. Es el propio radioescucha el que arma su programación.

Por eso es que las radios comunitarias muchas veces llenan el vacio que las emisoras masivas dejan. Las noticias locales o la música regional no tienen muchas veces cabida en las grandes cadenas. Por eso los oyentes buscan productos en las radios comunitarias.

Estas radios, configuran otro modo de pensar la radio y de concebir el medio. Me parece que la radio comunitaria es más que el transmisor. Creo que constituye una forma de relación comunicativa. Por eso la radio puede convocar actividades que no pasan necesariamente por el transmisor, o pueden generar acciones que no sean radiadas. Y aquí me acuerdo de lo que contaba Francisco Javier: que ante el cierre decretado por el gobierno decidieron sacar la emisora al parque y transmitir. Me pareció genial la idea, pues recuperaba aquella costumbre de la tertulia dominguera de la plaza en el sentido más lucido y comunitario.

Este tipo de experiencia radial, no es para construir alabanzas inútiles e idealistas, forma parte de la vida cotidiana de la gente, porque participa casi con vida propia de la dinámica social de los pueblos. Por esta razón, la gente ha encontrado en estas un espacio para construir experiencias ciudadanas. Permite articular lo tradicional con lo moderno, y que la gente se inserte sin traumas a este mundo de la modernidad. La radio comunitaria —sea de mujeres, jóvenes o campesinos— es un lugar de encuentro.

En la formación de la opinión, que no es un proceso que se vaya haciendo de un día para otro, ni de la noche a la mañana, también interviene la radio comunitaria, porque —casi sin notarlo— forma parte de un informativo mayor. Los grandes medios informan pero no necesariamente forman opinión, pues esta es el resultado de una serie de procesos de comunicación, que por lo general descansan en la comunicación oral. La gente conversa de lo que escucha, debate, pide otras opiniones, reclama la de sus líderes legitimados, que bien pueden ser lo padres, los dirigentes o de la radio comunitaria.

Por todo lo anterior, y aunque creo que la coyuntura que ustedes viven -el cierre de las emisoras- es muy preocupante, no creo que la radio comunitaria se defina por el tipo de licencia o legalidad. Es un recurso de existencia, pero no el fin último de este tipo de práctica radiofónica. Hay que defender el estado de derecho, exigir coherencia al sistema y a sus principios democráticos; es decir pelear por libertad de expresión y, por supuesto, de transmisión.

Por GINA GOGIN SIAS, asesora e investigadora en radio. Facultad de Ciencias de la Comunicación, Lima, Perú. Ponencia presentada al Encuentro Regional de Radios Comunitarias realizado en mayo de 1996 en Bucaramanga.

# # # # # # # # # # # # # # # # # #

Este articulo es parte del numero 4 de la revista
Un, Dos, Tres, Probando” editada por COLCULTURA del
Ministerio de Comunicaciones de Colombia, en enero de 1997.

# # # # # # # # # # # # # # # # # #

Anuncios

Una respuesta to “Radios Comunitarias y Globalizaciòn en la Comunicaciòn.”

  1. JUANA FLORES Says:

    Es un buen articulo con un lenguaje claro y sencillo, que ser de ayuda a todos aquellos que estan intersados en crear una emisora comunitaria


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: